Defender Internet

La neutralidad de la red es la característica que permite la existencia de Internet como un espacio libre y abierto. Para el académico Vishal Misra, Profesor de la Universidad de Columbia, la neutralidad de la red significa Internet como una plataforma abierta en la que los proveedores de la red tratan igual todo el contenido, las aplicaciones y servicios, sin discriminación. 


Esta característica se traduce en acciones para asegurar que los proveedores de la red se abstengan de otorgar ventajas competitivas a servicios o aplicaciones específicos ya sea a través de la calidad del servicio o el precio. Por ejemplo, que empresas de telecomunicaciones permitan una navegación más rápida por ciertas plataformas, o que incluso, puedan restringir el acceso a aplicaciones o sitios de internet específicos.  


En México, la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión derivada de la reforma constitucional en telecomunicaciones de 2013, protegió la neutralidad de la red a través del Capítulo sexto. En este se estableció que los concesionarios y autorizados que presten el servicio de acceso a Internet deben sujetarse a los lineamientos expedidos por el Instituto Federal de Telecomunicaciones conforme a principios como los de libre elección, no discriminación, privacidad, transparencia e información. 


El 17 de diciembre de 2019, el IFT inició la consulta pública para la emisión de estos lineamientos. Los lineamientos son importantes porque básicamente definen cómo gestionar el tráfico de la red y con ello evitar congestiones, y mantenerla eficiente. Aunque no es lo mismo, si pensamos en la red como una carretera, estos lineamientos funcionan como señales de tránsito para evitar congestionamientos y permitir que todos podamos seguir usándola de manera eficiente. La gestión de tráfico es imprescindible y no es incompatible con conservar la neutralidad de la red, más si se apegan a los principios establecidos en la Ley Telecom que mencioné arriba. El problema sería por ejemplo, si estos criterios permitieran que los administradores de estas carreteras impusieran un pago para transitar por un carril más rápido o exclusivo o que solo se pudiera transitar utilizando un vehículo determinado o que ellos te han proporcionado. 


Estos lineamientos son vitales para identificar y evitar acciones violatorias como el bloqueo y filtrado, los carriles exprés, la manipulación de la velocidad del tráfico, o la llamada tarifa cero. Esto sucede por ejemplo cuando no se cobra el consumo de datos de ciertas redes sociales, pero sí de otras redes o aplicaciones. De su pertinencia y claridad dependerá que principios tan vitales como la privacidad y la no discriminación sean respetados y garantizados. 


También es necesario que existan procesos para que entre todos podamos vigilar el cumplimiento de estos principios. A pesar de ello, el anteproyecto puesto a consulta no ha incluído mecanismos de monitoreo y evaluación suficientes, mecanismos que son tan importantes como la regulación misma. En el mundo, la Comisión Europea publica reportes anuales de las Autoridades Regulatorias Nacionales de los países miembros. En cada uno de estos, se documentan, en distintos formatos, los avances en la implementación de los lineamientos de la neutralidad de la red, así como las violaciones o infracciones que se encontraron durante el periodo reportado.


Otra práctica común es la habilitación de herramientas a través de las cuales las personas usuarias pueden interponer inconformidades o señalar el incumplimiento de la regulación en la materia. La Autoridad Reguladora de Telecomunicaciones de India cuenta con un sistema para la recepción de quejas en su página de internet. En Estados Unidos, las personas usuarias pueden interponer, a través del sitio web de la Comisión Federal de Comunicaciones, una queja informal y gratuita para informar sobre violaciones a la neutralidad de la red.  


Estos mecanismos deben estar al centro de cualquier política que busque proteger un Internet abierto, plural y diverso. Por ello presenté una iniciativa de reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para: 


  • Establecer la obligación del IFT de habilitar una herramienta en la que las personas usuarias puedan informar sobre violaciones a la neutralidad de la red de forma sencilla y accesible. 

  • Establecer la obligación del IFT de generar y publicar un reporte anual que dé cuenta del estado de la neutralidad de la red y de las violaciones que se hayan detectado.  

Una de las lecciones más valiosas de la pandemia ha sido el inmenso valor del acceso a Internet, no solo como un derecho en sí mismo, sino como un derecho que nos da acceso a otros derechos como la educación, la salud, la libertad de expresión. La neutralidad de la red es vital para cerrar brechas y garantizar que Internet sea una fuerza democratizadora en nuestras sociedades.