Gobierno Electrónico, ya es momento

La crisis sanitaria por el COVID-19 ha modificado la forma en que operan gran parte de los gobiernos del mundo. Medidas como el distanciamiento y el “quedarse en casa” han acelerado el uso de las tecnologías en el sector público.


Para las personas que nos hemos dedicado a la consolidación y formulación de estrategias de gobierno electrónico en todos sus niveles, resulta una buena noticia que hoy como nunca, se fomente el uso de los medios electrónicos y de la innovación para dar continuidad a las responsabilidades a cargo de las dependencias gubernamentales.


Quizá las circunstancias no son las mejores, y esta emergencia nos recuerda que aún falta la consolidación de proyectos de e-gobierno como la firma electrónica, los oficios y las notificaciones electrónicas, la interoperabilidad de sistemas, el expediente electrónico universal, la digitalización de más trámites de gobierno y de ambientes seguros de trabajo a distancia.


El gobierno electrónico desde el enfoque de innovación, coloca a las TIC sólo como un elemento de apoyo, pero es la incorporación de más y mejor información la que incrementa su eficacia y el desarrollo de un buen gobierno. Necesitamos más y mejores datos, datos abiertos para que cualquiera, en cualquier lugar y momento se puedan usar, reusar y distribuir libremente.


Es por lo anterior, que ante emergencias como la que hoy vivimos, resulta positivo que el Gobierno de México haya dispuesto hace unos días en el sitio datos.gob.mx la información referente a casos COVID-19 en México para que esta información pueda ser utilizada para generar recursos interactivos, mapas, y aplicaciones web o móviles que nos permitan dar respuesta muchas de las problemáticas que estamos enfrentando.


En este contexto la Alianza para el Gobierno Abierto (Open Government Partnership) ha hecho una recopilación de diversas iniciativas de gobierno abierto para COVID-19, que han impulsado los propios gobiernos, la sociedad civil, ciudadanía y/o el sector privado en diversos países.


Las iniciativas contienen respuestas a las problemáticas derivadas de la pandemia, e incluyen: estrategias participativas de respuesta a desastres; transparencia sobre modelos de pronóstico y datos que están influyendo en las estrategias del gobierno; plataformas digitales o aplicaciones de información, participación pública y datos abiertos; herramientas digitales para permitir la participación pública, crowdsourcing, servicios públicos y gubernamentales; protección de derechos de datos y privacidad; campañas para abordar la desinformación entre otras.


Estas experiencias pueden servir de base para el desarrollo de soluciones similares en nuestro país, hoy como nunca reviste de gran importancia el uso de la tecnología y de las estrategias digitales para incrementar la eficiencia, efectividad y respuesta de la función pública.


Hagamos de esta contingencia un motivo más para permear entre todos los niveles y poderes del estado, la relevancia del gobierno electrónico, apoyemos el compromiso de identificar nuevas oportunidades para utilizar las tecnologías con mayor eficiencia, inclusión y transparencia en la gestión y en la provisión de servicios en el sector público.


Fomentemos iniciativas y estrategias que permitan la digitalización de nuestras capacidades de respuesta no solo para este tipo de emergencias sino para todos los retos que como sociedad enfrentamos.


Suscríbete a mis blogs

Recibe en tu correo mis blogs más recientes

  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook icono social

© 2020 Alejandra Lagunes