Lo que sabemos hoy del uso de la tecnología en la educación

Ha pasado más de un año desde que millones de estudiantes en México y el mundo tuvieron que recurrir al uso de tecnología para continuar con sus estudios. En este momento contamos ya con datos sobre su impacto. Si bien, estos datos no corresponden a la situación particular de nuestro país, nos dan una idea y abren paso para continuar con el análisis sobre el uso de estas tecnologías, ya que aún se desconoce durante cuánto tiempo o hasta qué grado las escuelas se apoyarán de estas herramientas.


De acuerdo con el artículo EdTech usage during the pandemic: A story in four graphs del Think Tank Nesta, aunque este cambio ha sido beneficioso para millones de estudiantes y de escuelas, la experiencia no ha sido la misma para todos. Lo anterior, debido a que se han encontrado cuatro principales puntos en su análisis; el primero es que aunque en definitiva se ha incrementado el uso de herramientas digitales en la educación, también se ha incrementado los niveles de fatiga tanto en los estudiantes como en los padres y docentes.


El segundo se refiere a que las escuelas con alumnos pertenecientes a niveles socioeconómicos bajos, han tardado más en adoptar esas herramientas tecnológicas y que existe una brecha en los estudiantes que las utilizan. El tercero se relaciona con el tipo de dispositivos que utilizan los estudiantes, no todos los dispositivos con los que se cuenta en casa son adecuados para tomar clases en línea, en el caso de Reino Unido, se ha brindado ayuda gubernamental a los estudiantes para obtener equipos de cómputo que les permitan continuar aprendiendo. Por último, se ha visto un incremento en la brecha de involucramiento en clases en línea en escuelas con estudiantes de distintos niveles socioeconómicos, lo que denota que sigue sin resolverse el acceso remoto a la educación.


Es esencial que en México se destinen recursos para analizar los impactos del cambio en la impartición de la educación, así como los pasos a seguir. Como comentaba en uno de mis blogs anteriores, el reto en México es monumental; millones de mexicanos no tienen acceso a Internet y de acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, en México solo 44.3% de los hogares disponen de una computadora, y se estima que el 56.4% (20.1 millones) cuentan con Internet fija o móvil.


Aún existen áreas rurales sin cobertura de luz eléctrica y aunque la mayoría de los hogares cuentan con televisión, muchas familias tienen más de un hijo en edad escolar, lo que dificulta seguir las clases de forma simultánea. Es esencial contar con datos de la situación educativa en México, recordemos que la información es una gran herramienta para la toma de decisiones en política pública.



9 vistas0 comentarios