Igualdad de oportunidades y habilidades no es suficiente

Reshma Saujani, la fundadora de “Girls Who Code”, publicó su nuevo libro titulado “Pay Up: The Future of Women and Work”. En este, el argumento central es la necesidad de hacer un cambio sistémico en la sociedad para lograr una verdadera equidad de género. Que todos tengamos acceso a las mismas oportunidades y desarrollemos las mismas habilidades no es suficiente para garantizar equidad.


El cambio sistémico al que Saujani se refiere, llega hasta el centro de los hogares. Ella ha liderado una iniciativa con el nombre “Marshall Plan for Moms” en la que ha solicitado al Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, establecer un esquema de pagos para las madres, que cubra el cuidado de sus hijos y que así puedan reintegrarse al mundo laboral. Así como, la aprobación de licencias de maternidad familiares pagadas, cuidado accesible de los niños y equidad en los salarios.


Por otro lado, menciona que la pandemia por covid-19 provocó que millones de mujeres tuvieran que dejar su trabajo para absorber el cuidado y educación de sus hijos, además del cuidado de la casa. También, Saujani reflexiona sobre la ambivalencia del trabajo remoto. Mientras que para algunas personas esto puede ser una gran experiencia, la mayoría de las mujeres que tienen un trabajo remoto lo hacen “cuidando a sus hijos y lavando ropa”. Todo al mismo tiempo.


La entrevista a Saujani terminó mientras ella estaba en la habitación de su hijo intentando mantenerlo entretenido con juguetes. Su esposo, encargado de fondos de inversión, trabajaba en otro espacio. El punto de Saujani lo vivimos millones de mujeres, a diario. Se espera de nuestra parte el 100% en todas nuestras facetas, como profesionistas, madres y encargadas de un hogar.


Es tiempo de aceptar que para vivir nuestra vida de la forma más integral posible, se necesita una amplia red de apoyo que muchas mujeres no pueden tener o pagar. Esta red, se debe conformar desde un inicio con el apoyo de la pareja, con apoyo en casa, con apoyo en el trabajo e incluso con apoyo en la sociedad. Cada vez cobra mayor relevancia el proverbio africano que dice: "hace falta un pueblo para educar a un niño".


Queda claro que para alcanzar igualdad en la economía, la política, la ciencia y todos los ámbitos es prerrequisito la igualdad en el hogar, es indispensable adecuar las condiciones de la sociedad con la realidad que implica tener una familia, permitirá redefinir roles y distribuir responsabilidades de cuidado para que mujeres y hombres tengamos plenitud en todos los ámbitos de nuestra vida. Como legisladores, nos corresponde hacer las adecuaciones a la legislación mexicana para sentar las bases de esta realidad equitativa por la que tanto hemos luchado.





31 visualizaciones0 comentarios