No hay libertad sin independencia financiera

Actualizado: 24 nov


La semana pasada tuvimos una plática muy importante con César Vega, un apasionado economista. Hablamos del dinero, la relación que tenemos con él, sobre las herramientas que existen para que gestionemos nuestras finanzas personales y sobre todo, de la importancia que tiene en nuestras vidas la educación financiera.


Antes de hablar sobre métodos de ahorro o inversión, la regla de oro es saber qué es el dinero, podemos definirlo como mercancía que se utiliza como medio de pago para intercambiar bienes y servicios, se inventó para hacer el trueque más eficiente y, es el signo de confianza más importante del mundo.


El dinero tiene una connotación diferente para hombres y mujeres, 80% de los divorcios tienen que ver con dinero - mal manejo, presión por falta de él e incluso, violencia de género por temas de dinero. Entonces, ¿cómo las mujeres podemos cambiar nuestra relación con el dinero? Empezando a hablar de él, ya que tiene un nivel de importancia igual al de comer. Podemos decir que el dinero es como un cuchillo y, depende de cómo lo usemos, podríamos cocinar una comida deliciosa o lastimarnos con su filo.


Una vez que comenzamos a hablar de él, debemos educarnos financieramente para entender cómo beneficiarnos de créditos, tomar buenas decisiones y evitar endeudarnos. Además es de vital importancia saber que el dinero está asociado con la libertad, no podemos ser libres si no tenemos independencia económica y, para lograr nuestra libertad tenemos que conocer los 3 problemas sobre el dinero:


1. Cómo ganar dinero

2. Cómo incrementarlo

3. Cómo evitar posibles pérdidas

Para ganar dinero debemos destinar gran parte de nuestro tiempo y energía, para incrementar nuestros ingresos es importante ahorrar y hacer inversiones que nos ayuden a crecer nuestro patrimonio, invertir es poner a trabajar nuestro dinero. Finalmente, para evitar pérdidas, lo más importante es la educación para mejorar nuestra capacidad de identificar estafas y mantener nuestro patrimonio seguro.


También, es fundamental saber que el dinero tiene 3 usos: gastarlo, ahorrarlo e invertirlo. Desafortunadamente, muchas veces confundimos estos conceptos. Gastar es utilizar el dinero como mercancía para intercambiarlo por un bien o servicio, no hay crecimiento económico, es solo una transacción. Ahorrar se refiere al proceso de acumulación de capital (ahorrar no es acumular para gastar) y la inversión, es cuando introducimos dinero a un producto, proyecto o negocio con el objetivo de tener ganancias - en ese momento deja de ser dinero y se convierte en capital.


Mucha gente tiene miedo de invertir por el miedo a perder pero el miedo más grande debería de ser no invertir. Una vez que logramos ahorrar tenemos que buscar esas herramientas que nos ayudarán para que nuestro dinero no se quede estancado.


Te comparto 3 libros que pueden ayudarte en este camino: El efecto compuesto. Multiplica tu éxito de forma Sencilla de Darren Hardy, El hombre más rico de Babilonia de George S. Clason y, Padre rico padre pobre de Robert Kiyosaki y Sharon Lechter.


Por último, pero no menos importante, nuestro mejor consejo es poner como una de nuestras prioridades de vida la educación financiera, busca consejos e inspiración en la gente que tenga los resultados que tu quieres y, recordemos siempre que el dinero es mental, cambiemos esa relación pasiva-agresiva que tenemos con el dinero por una relación sana.



12 visualizaciones0 comentarios